©2018 by BetweenParallels. Proudly created with Wix.com

Cazador de auroras boreales

February 22, 2019

 

Son pocas las personas que tienen la posibilidad de combinar dos de sus principales pasiones mientras realiza sus labores diarias. Ese es el caso del costarricense André Quirós quien gracias a su trabajo de piloto de Boeing 747 tiene la posibilidad de ver y fotografiar frecuentemente uno de los espectáculos mas maravillosos de la naturaleza: las auras boreales.

 

Este fenómeno natural se observa solamente en latitudes altas - cerca de los polos de la tierra - y se forman por el choque del viento solar contra el campo magnético del planeta. Varían en intensidad dependiendo de la actividad del sol y su color es típicamente verde pero puede variar a rojo, morado o rosado dependiendo de los gases que se encuentren en la atmósfera.

 

André reside en Taiwán donde trabaja para la aerolínea Eva Air, vuela regularmente las rutas de carga entre Alaska y ciudades como Atlanta y Chicago procedente de Taipei, pasando por Canadá, donde regularmente se ve este fenómeno.

 

“Nivelado a 11 mil metros, con el piloto automático conectado, chequeos de sistemas completos volábamos desde Anchorage, Alaska sobre el noroeste y centro de Canadá hasta Chicago. Este avión vino desde Taipei hasta Anchorage y ahí se recarga de combustible y se cambian los pilotos para continuar a su destino final, los vuelos de carga siempre van muy pesados y por eso deben detenerse a recargar combustible.Regresé a mi asiento para encontrar ese familiar brillo verdusco hacia el norte en el horizonte. Es ahí cuando saco mi cámara y empiezo a fotografiar este fenómeno único” nos explica.

 

 

 

André vecino de La Uruca en San José, logró desarrollar sus dos grandes sueños de niño juntos, la aviación y la fotografía; además de eso también se graduó como Ingeniero electromecánico.

 

“Mi interés por la fotografía empezó desde joven y a mis 20 años me compre mi primera cámara de rollo, una Pentax ME Super, empecé a llevar clases de fotografía y aprendí hasta a revelar. Con el tiempo llegaron las cámaras digitales y pude cambiar los rollos por las tarjetas de memoria. Me desempeñe como profesor de Fotografía Digital en la Universidad Veritas por un tiempo antes de irme a los Estados Unidos a estudiar aviación. A mi regreso a Costa Rica, por ahí del 2005, empecé a trabajar de Instructor de Vuelo en la escuela Aerotica en el aeropuerto de Pavas, con los años pase a trabajar a Sansa y a Lacsa (Avianca). Hoy en día vuelo uno de mis aviones favoritos, el legendario Boeing 747 para Eva Air en Taiwán”

 

La fotografía también dejó de ser un “hobby” para el, y junto a su socio Rodolfo Hernández desarrollaron FotosAereasCR, un proyecto en fotografía aérea comercial y del que de momento se encuentra desligado por residir fuera de Costa Rica.

 

“Todo ese tiempo trabajando como fotógrafo profesional lo disfruté mucho volando y fotografiando Costa Rica desde al aire pero ahora he vuelto a utilizar la fotografía como mi hobby y por eso siempre ando mi cámara conmigo” dice.

 

 

 

Aunque ha tomado fotografías realmente impresionantes desde la cabina del avión, las de las auroras boreales tienen un significado muy especial.

 

“Fotografiar la Aurora siempre fue algo que quise hacer y ahora poder hacerlo desde la cabina del avión que siempre quise volar lo hace super especial para mi. Ya que la Aurora sólo es visible en lugares muy al norte o muy al sur, no es muy fácil para muchos llegar a verla y esto me hace sentirme muy privilegiado y a la vez con muchas ganas de compartir esta experiencia con otros. Al ser un fenómeno natural no es predecible a largo plazo y ademas en tierra se tiene el problema de las nubes, en el aire nos quitamos ese último problema, pero existen otros: la turbulencia y la Luna. La luz que emite la Aurora es tenue y se necesita mucho tiempo de exposición en la cámara. Cualquier movimiento arruina la foto y una Luna brillante también que quita brillo a la Aurora. En el avión no puedo llevar un trípode, como si se puede hacer en tierra, por lo que tengo que acomodar la cámara para que no se mueva por varios segundos.

 

Los resultados son asombrosos, cada vez que puedo fotografiar la Aurora es como la primera vez que la veo. No me dejo de sorprender de su belleza”


 

 

 

 

 

André junto al Boeing 747- 400 de la compañía taiwanesa Eva Air, puede seguirlo en Instagram como @flyingheavy

 

Nombre: André Quirós

Profesión: Ingeniero Electromecánico, Piloto Aviador y Fotógrafo

Nacionalidad: Costarricense

Edad: 42 años

Empresa: Eva Air

Residencia: Taipei, Taiwán

Please reload

Our Recent Posts

“Rain Vortex”: la caída de agua interna mas alta del mundo está en el Aeropuerto de Singapur

May 16, 2019

Sin boleto de regreso

May 2, 2019

Jakarta: La experiencia que ha moldeado mi vida

April 16, 2019

1/1
Please reload

Tags