©2018 by BetweenParallels. Proudly created with Wix.com

Sin boleto de regreso

May 2, 2019

Periodista costarricense viaja por el sureste asiático sin fecha de regreso

 

 A Ivannia la conocí hace bastantes años, ya no me acuerdo cuantos,  en el ejercicio del periodismo en Costa Rica. Ella a cargo de la comunicación de algunos eventos y yo en la cobertura. A pesar de la distancia  y los años, volver a conversar con ella fue un verdadero gusto y le agradezco muchísimo que me permitiera contar una parte de su historia como viajera.

Iva en los últimos años ha podido cumplir su sueño y dedicarse a conocer el mundo, compartir sus vivencias con seguidores, amigos y conocidos, y en este momento vive una maravillosa experiencia recorriendo el sureste asiático. Su viaje va más allá del turismo tradicional y ella trata de vivirlo como una local más en cada sitio al que llega.

Con 36 años Ivannia inició este viaje el pasado mes de marzo y en nuestra primera  conversación me dice que no sabe cuando finalizará porque “no tengo un boleto de regreso”. Su objetivo es conocer esta parte de Asia en paz, sin agenda y sin prisa.  Desde entonces ha visitado varios lugares de Tailandia, Camboya y Vietnam.

“Después de Camboya y porque se me venció la visa me vine a Vietnam, lo único que tengo agendado es una invitación al noreste de la India para recorrer el estado Sikkim en moto con un amigo.  Mas allá de eso no tengo mas plan,  voy a día a día y eso me da la libertad de ir donde quiera, cuando quiera y con quien quiera” explica.

Su recorrido por cada pueblo, por cada localidad lo hace con el afán de impregnarse en esa cultura, de acumular  experiencias y conocer valores que pueda sumar a su vida diaria. En la búsqueda de ese objetivo debe superar barreras como la del idioma, pero afirma que la esencia del compartir va más allá de la manera de comunicarse.

“Igual que a todos me motiva viajar para conocer lugares nuevos, me gusta el intercambio con la gente, involucrarme un poco en su día a día, no quiero que nadie me cuente cómo se vive en los países que visito”

El viajar la ha ayudado a ver la vida con otros ojos,  a ser más agradecida por lo que tiene, más valiente para enfrentar sus temores, superar sus problemas y saber que las cosas materiales pasan a un segundo plano.

“Viajar es una terapia porque te ayuda a desprenderte de lo material,  a ver que eso es poco importante. Cada vez viajo con menos cosas, con menos peso. La ropa con la que salís en las fotos  se convierte en algo secundario. A mi me ha servido como un proceso de desapego, trabajar esa parte cuando estas viajando es bastante terapéutico, porque uno debe separarse de personas y cosas que quiere. También me ha enseñado a soltar, entender que no todas las personas y cosas estarán siempre con uno, y me ayudado a ser mas agradecida. Viajar sola  es una oportunidad enorme de crecimiento personal, de enfrentar a miedos y superarlos. Escribí en mi Instagram que para salir de la casa sin boleto de regreso hay que tener mucha valentía, no solo para dar ese primer paso, sino también para afrontar los momentos que aveces también son grises y eso que te hacen madurar”

En cada una de las fotos que publica en sus cuentas de Instagram y Facebook, Iva cuenta una pequeña parte de la historia detrás esa imagen, para ella resaltar las cosas positivas del día a día de las personas es lo mas importante.

¨Los viajeros regularmente dan recomendaciones, precios y ese tipo de cosas, pero yo creo que en este momento la gente necesita conocer historias que le hagan un reflejo positivo en su vida. Cuando trabajaba como periodista en Repretel me di cuenta que en medio de tanta noticia negativa a la gente le gusta y le llena escuchar historias positivas, de personas que emprenden, de personas que salen adelante y de corazones solidarios, así que estoy empezando a buscar en mis viajes historias de personas tan normales como vos y yo que me inspiren,  porque en el tiempo que compartimos todos me regalan cosas importantes. Esas experiencias me llenan el corazón de gratitud y creo que es bonito llevar eso a las redes sociales”.
 

 

Amante del Yoga

 

“ Todo empieza por la parte mental mas que por la parte física, esto llega por añadidura , el yoga cuando se toma en serio se transforma en un estilo de vida que va más allá de lo que pasa en la alfombra. Me ha ayudado a ser mas eficiente en algunos procesos de sanación, disminuir el estrés, controlar la ansiedad, a vivir el día a día, a fluir,  dejar de buscar  tener control sobre las cosas y a ser mas solidaria conmigo misma, entender que cada día es distinto y a aceptar las cosas a como vengan”

 

Iva en el Templo de Mármol en Bangkok, Tailandia

Viajera y periodista

Los periodistas muy pocas veces logramos hacer a un lado nuestra profesión en las diferentes actividades que emprendemos. Este también es el caso de Ivannia, su faceta de comunicadora la hecho ir un poco más allá en momentos y lugares en que cualquier otra persona mantendría distancia.

“Uno tiene ese algo que lo hace moverse de un lado para otro sin temor de que lo saquen de algún lugar o que le llamen la atención. Es interesante porque me he metido en lugares,  hablado con las personas y me han permitido estar en lugares y actividades muy propias de la cultura local y creo que a muchos les daría pena hacer eso, pero uno como periodista está acostumbrado a ir por esa línea: llegar, conversar y buscar.

En Tailandia compartía ruta con tres mexicanos en un templo y de repente empezó a llegar la gente y me di cuenta que algo pasaba, todos iban en círculo alrededor del templo y pude encontrar a una persona que me explicara en inglés lo que sucedía. Resulta que se trataba de la ceremonia de transformación de un muchacho en monje, me invitaron a recorrer el lugar con ellos, a pesar de que habían indicaciones de que era prohibido el ingreso de otras personas. Me permitieron ver la ceremonia y luego me pidieron que me retirara”
.

 

 

 

 

 

"Me siento a gusto con el clima, cuando llego a la playa me siento como en el Caribe de Costa Rica, donde yo vivía antes de venirme para acá"

 

 

                                                 En la playa Koh Tao Tailandia

Año nuevo en Camboya


Describir una a una las experiencias que ha sumado viajando puede ser una tarea muy complicada, pero particularmente la celebración del año nuevo en Camboya ha sido de sus mejores viviencias.  Son tres días de festejos y actividades de las que fue testigo al ser huesped en casa de una familia local en un lugar llamado Kampong Cham. Recibió el año 2563, del cerdo, que también coincidió con su cumpleaños número 37.
 

 
“Nos quedamos en la casa de una familia local y el día previo al año nuevo estuvimos en una boda, recorrimos el pueblo en moto y nos permitieron participar de los preparativos de la celebración: hicimos las ofrendas, los  adornos que ellos ponen en la mesa de las ofrendas, fuimos al mercados compramos frutas y flores. Fue muy bonito porque me quedó claro que es un momento muy privado y familiar para ellos. La fe con la que lo viven me llamó mucho la atención.

Ellos practican una costumbre de que cuando los adultos mayores llegan a cierta edad pueden empezar a limpiar su karma. El abuelo de esa familia se levantaba todas las madrugadas a rezar, lo hacen cantando, también rezan en la tarde,  van una vez a la semana al templo y reciben guía de los monjes. El primer día del año nuevo lo recibimos con un canto líndisimo de el, fue a las 3:30 de la mañana, con incienso y mucha fe, fue muy lindo la verdad. El último día de la celebración del año nuevo, el día de mi cumpleaños, estuvimos en Koh Rong Samloen donde hacen una actividad con talcos y agua. Los niños llenan de talco a los mayores, bailan y juegan, fue muy divertido”


 

 

Como en casa

La distancia cultural y geográfica con su hogar, la hacen valorar doblemente las cosas.  Reconoce que son muchas las similitudes que este lugar tiene con Costa Rica.

“Acá me siento como en casa, la gente es tan amable y solidaria como en Costa Rica, la gente te sonríe, te quiere ayudar aunque no te entienda ni una palabra, son felices de recibirte en casa y de compartir lo que tienen, sin importar si es mucho o poco. Siempre el dar es prioridad y eso me ha llegado mucho.  Con el clima me siento a gusto, estamos en el trópico entonces sus frutas son tan parecidas a las nuestras, cuando llego a la playa me siento como en el Caribe de Costa Rica, donde yo vivía antes de venirme para acá"

Aunque hay gran variedad de comidas exóticas en esta zona y que son toda una aventura probar, no lo ha hecho  muy seguido  debido a la dieta que lleva. Aunque tuvo una invitación que no pudo rechazar en Tailandia.

“Yo no como carne entonces en realidad he comido mucha pasta y verduras, el "Pad Thai" una combinación de fideos de arroz con vegetales es lo que mas me gusta. En Tailandia comí cigarras porque unas personas locales que conocimos en un restaurante nos ofrecieron, así que me pareció un lindo gesto que nos invitaran. No puedo describir el sabor pero no estaba mal, eran tostadas  pero por dentro una textura suave.  En Tailandia también traté de probar una cucaracha pero no pude, así que muchas verduras para mi, que igual las preparan muy rico.”
 

 

Ahora Ivannia se encuentra en Ho Chi Mihn, Vietnam y se alista para emprender un viaje al Delta del Rio Mekong, uno de los lugares mas impresionates de ese país por su belleza, cultura y biodiversidad.

 

 

 

 

 

Nombre: Ivannia Meza

Profesión: Periodista
Nacionalidad: Costarricense

Lugar de Residencia: El mundo
Instagram: vieneiva_
Facebook: Vieneiva

 

 

 

 

 

 

 

 

"Cada quien escoge su manera de viajar según lo que le guste. “Mochilear" a mi me ha permitido acercarme mas a lo local, me ha hecho entender que para vivir necesitamos bien poquito. Es una experiencia bonita que te enriquece como persona”
 


 

 

 


 

Please reload

Our Recent Posts

“Rain Vortex”: la caída de agua interna mas alta del mundo está en el Aeropuerto de Singapur

May 16, 2019

Sin boleto de regreso

May 2, 2019

Jakarta: La experiencia que ha moldeado mi vida

April 16, 2019

1/1
Please reload

Tags